lunes, 11 de enero de 2016

EL CELO FELINO

Los gatos tienen una maduración sexual muy rápida. Las gatas tienen su primer celo entre los cinco y los doce meses de edad (dependiendo de la raza, el peso, la salud o la presencia de otros gatos en su territorio) y los gatos algo más tarde (dependiendo más del peso que de la edad).

El período de actividad sexual también depende de varios factores como la alimentación, la salud o la estimulación por parte de señales de otros congéneres. Pero lo más determinante es la duración de las horas de luz y la temperatura.

En Europa central la gata doméstica suele entrar en período de celo en febrero, junio y octubre. Las de raza tienen el celo generalmente en febrero y junio. No es posible determinar la fecha exacta, ya que cada raza y cada gata tienen un ciclo particular.  

Durante los días que dura el celo, la gata come menos, se mueve de un lado para otro, maúlla y frota su cabeza en objetos o personas conocidas. El día culminante del período (generalmente el tercero) la gata está más nerviosa, se contorsiona en el suelo cerca de la persona de confianza, aumenta el volumen y la frecuencia de sus maullidos (para atraer a los machos) y se lame las patas y los órganos geniales. Cuando se la acaricia, arquea su parte trasera, baja la parte delantera y patea con las patas posteriores.

Si a la gata en celo se le impide aparearse durante un tiempo prolongado puede sufrir trastornos hormonales y puede llegar a desarrollar un celopermanente (cada veinte días), un falso embarazo o incluso una piometra.

Al contrario que la gata, el macho puede tener el celo en cualquier momento, no lo tiene en períodos determinados. El gato demuestra que está en celodejando salpicaduras de orín de un olor insoportable por toda la casa, maullando fuertemente, lamiéndose los genitales y moviéndose inquieto. El gato que no disponga de una gata en celo intentará forzar a gatas jóvenes o preñadas, incluso a gatitos macho.

La única manera de frenar estas conductas es someter al animal a una castración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario